EL NOVIAZGO ANTES DE TIEMPO

EL NOVIAZGO ANTES DE TIEMPO

Es prematuro un noviazgo cuando los jóvenes no saben situar la atracción física dentro de la dimensión total de la persona; cuando no son capaces de supeditar el instinto a las exigencias de un amor que compromete todo el ser: el cuerpo y el alma. En esta situación de inmadurez existe el riesgo de llegar a las llamadas "relaciones prematrimoniales", es decir, a la relaciones sexuales entre los novios. El noviazgo prematuro es la pretensión de amar antes de tiempo, con un amor que responde sólo a actitudes interesadas. Es simple amor de posesión. Aún no se ha desarrollado el amor de entrega, el querer comprometido. Las relaciones prematrimoniales no desarrollan la capacidad de amar; no son preparación para el verdadero amor como las quieren presentar, sino que, por el contrario, lo retrasan más. En la adolescencia y juventud sobra instintividad y falta de voluntad para gobernar los propios impulsos. Dado que en la época actual un hombre no tiene, corrientemente, resuelto su porvenir antes de los 25 años (a veces no lo ha conseguido a los 30) un noviazgo que comienza en la adolescencia, está "condenado", en principio, a ser excesivamente largo. En estas condiciones suele perderse poco a poco la ilusión y el entusiasmo inicial. Además se presentan situaciones muy peligrosas -desde el punto de vista moral- por la acumulación de experiencias amorosas. Si no hay posibilidad de contraer matrimonio en un plazo corto o, al menos, razonable, el noviazgo tiende a convertirse en una situación sin salida que perjudica el equilibrio de los dos jóvenes. La pérdida creciente de la ilusión explica por qué estos amores tempranos acaban tan pocas veces en el matrimonio.

[HAZ CLIK PARA ADELANTAR]